domingo, 12 de diciembre de 2010

Cuidados para embarazadas

Desde las primeras semanas, es importantísimo que tu tripa esté hidratada y flexible para afrontar el cambio de volumen que va as oportar en los próximios meses. Cada mañana y cada noche, aplícate una hidratante intensiva específica y cuando comiences a engordar, añadele una antiestrias.

A medida que aumentes de peso, tus piernas y tus pies soportarán más peso del acostumbrado, y se resentirá la circulación. Procura llevar zapatos cómodos, planos o con un taconcito mínimo de 2-4 cm, y siempre que puedas apoya las piernas en alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario